Se potencia la venta de disfraces

Pocas festividades hay que generen más ilusión a personas de muy diferente consideración que el Carnaval. Se trata de uno de los momentos que, sin duda, son más esperados de todo el año. Y no es para menos. La verdad es que la diversión y la alegría son dos de las señas de identidad más importantes del Carnaval en todos los rincones del mundo y la verdad es que ese es uno de los grandes motivos por los que es una festividad venerada por los niños y por los no tan niños. No nos extraña en absoluto que así sea.