Cirugía maxilofacial: de que se trata y cuando es necesaria

La cirugía maxilofacial podría ayudarte a tener una mejor calidad de vida y una mejor apariencia, además que es una solución a problemas resultado de malformaciones dentales y faciales.

Esta se trata una rama quirúrgica muy especializada que se ocupa de la cirugía de la cara en su totalidad. El cirujano maxilofacial tiene experticia en los tejidos suaves del rostro (piel, músculos, etc.), así como con los duros (que son los huesos), garantizando el éxito de la operación, y por ello, este será quien decida cuando conviene practicar dicha intervención.

Por lo general, esta opción se suele recomendar a aquellas personas que presentan alguna deformidad dentofacial. Esto se referiere a alguna  alteración esquelética que modifica los rasgos del rostro como por ejemplo;  un mentón demasiado largo o demasiado corto (mejor conocido como mentón huidizo o retraído), o bien una hipoplasia malar (pómulos poco representados). Dichas deformidades suelen resultar de una mala posición dental y por lo tanto, debemos acudir con el especialista para su correcto tratamiento.

Una deformidad esquelética suele venir acompañada de una maloclusión, que no es más que una mala relación entre los arcos dentarios. Por ello, es de suma importancia que en dicha intervención participe personal especializado, ya que además del aporte del cirujano maxilofacial, también es importante la participación de un dentista. De esta forma, el dentista se enfocará en la dentadura del paciente, mientras que el experto en tejidos blandos y duros trabajará con el resto de la cara.

Por ejemplo, una de las cirugías maxilofaciales más practicada es la cirugía bimaxilar.  Esta se utiliza para modificar el maxiliar superior y la mandíbula, al igual que el complejo maxilo-mandibular (el tercio inferior de la cara) de forma que exista una armonía entre ambas partes. Por lo general, esta cirugía también evita tener que utilizar una prótesis zigomáticas (o cigomáticas), mentonianas, etc.

Por supuesto, la experiencia del cirujano es clave en el tratamiento de casos de asimetría o defectos traumáticos. Por eso es de suma importancia que el especialista al que acudamos tenga la experticia necesaria en el tratamiento de los tejidos blandos y los huesos; de este modo, podrá corregir cualquier  defecto esquelético por medio de un trasplante de grasa autóloga (lipofilling).

¿Cuál es la diferencia entre el dentista y el cirujano maxilofacial?

Aunque pueda parecer similar el trabajo de un dentista al de un cirujano maxilofacial, ya que ambos trabajan con la boca de los pacientes; la diferencia radica en que el dentista es más genérico, careciendo de las facultades necesarias para tratar de forma exitosa procedimientos quirúrgicos más avanzados, para los cuales el cirujano maxilofacial si está especializado.

De igual forma, ambos profesionales trabajan en conjunto para garantizarles a sus pacientes la mejora de su higiene y estética dental.

¿En qué casos es necesaria una cirugía maxilofacial?

La cirugía maxilofacial está presente en diferentes áreas de la medicina y en la reconstrucción, o cirugía plástica o medicinal. Sin embargo,  el caso de cada paciente es completamente particular y diferente.

La Clínica Dental Blanco, especialistas en el área de la cirugía maxilofacial, nos mencionan algunas de las situaciones en las que se suele aplicar este tipo de intervención: 

  • Microcirugía y cirugía reconstructiva: en casos de cáncer en cara o cuello.
  • En presencia de anomalías dentofaciales: para las cuales se recomienda una cirugía estética con injertos de tejido adiposo.
  • Pacientes con traumatología facial.
  • Fisuras labio-platina.
  • Labio o paladar hendido.

La cirugía maxilofacial, además de los campos mencionados con anterioridad, también tiene es aplicada para:

  • Tumores benignos y malignos en la cabeza y cuello.
  • Mal formaciones congénitas, como labio leporino o niños con alteraciones en la forma del cráneo.
  • Corrección en el tabique nasal.
  • Arreglar malformaciones en las orejas.
  • Cirugía reconstructiva total de la cara.

Algunas cirugías maxilofaciales comunes explicadas a detalle

Estas son algunas de las cirugías maxilofaciales más comunes en las consultas de los especialistas en el área:

  • Extracción de cordales

Por lo general, cuando las muelas del juicio aparecen suelen causar problemas y mucho dolor, por lo que siempre está indicada su extracción. Aunque puedes realizar la extracción  con  un  dentista, también debería acudir con un cirujano maxilofacial,  de esta forma podrás evitar complicaciones y hacer que el procedimiento sea lo más agradable posible, ya que justamente esta es una de sus mayores especialidades. 

También, se puede necesitar la participación de un cirujano maxilofacial para la extracción de dientes, que aunque no se traten de las muelas del juicio, necesiten de los conocimientos de un especialista debido a que presentan una condición más compleja. 

  • Apicectomía

La apicectomía es un procedimiento que consiste en acceder al ápice del diente a través del hueso alveolar para extirpar la punta de la raíz y sellarla, además de eliminar la infección. Se realiza cuando el tratamiento de conductos -endodoncia- fracasa y el diente presenta infección una y otra vez. En este caso, la apicectomía representa la última opción para salvar el diente.

  • Frenectomía o extirpación del frenillo

Esta intervención se aplica para eliminar un frenillo de tamaño anormal que causa diferentes molestias al paciente. Cuando se trata del frenillo lingual, al ser muy corto, dificulta la movilidad de la lengua y la pronunciación adecuada de las palabras. 

En el caso del frenillo labial, no suele afectar el desempeño de las funciones del mismo, sino que resulta más un problema estético, pero igual de importante para el paciente. Por ejemplo, un frenillo más grande que el tamaño estándar puede interponerse entre los dos incisivos centrales superiores y causar una separación significativa entre ambos.

En algunos casos, este problema puede arreglarse con un tratamiento de ortodoncia, sin embargo, algunos casos más complicados si podrían requerir que el paciente se someta a una frenectomía.  

  • Maloclusión dental severa

Por lo general, la ortodoncia es la rama de la odontología que se aplica para la corrección de maloclusiones dentarias. Sin embargo, las maloclusiones severas en donde intervienen la mandíbula o los maxilares si necesitan de la intervención maxilofacial para poder garantizar un efecto más armónico. De ser este el caso, el paciente igual debería combinar la cirugía con un tratamiento de ortodoncia para conseguir un resultado óptimo.

  • Cirugía de implantes

La cirugía de implantes consiste en insertar en el hueso mandibular o maxilar un perno metálico similar a un tornillo. El hueso se cicatriza alrededor de este perno y luego, se fijará el nuevo diente artificial sobre este. Ya que este tratamiento es muy especializado y requiere de ciertos cuidados, deberás dejarlo en manos del cirujano maxilofacial para que el procedimiento sea totalmente exitoso.

  • Extirpación de tumores

En la actualidad, cada vez es más común la aparición de tumores, tanto malignos como benignos, en boca, cabeza y cuello. En estos casos, la cirugía es la opción más invasiva y radical, pero también la que proporciona mejores resultados, e incluso, si el tumor es cancerígeno, esta decisión puede llegar a salvarte la vida.

  • Reconstrucción maxilofacial

Este tratamiento se aplica en casos de traumatismos (golpes o accidentes), deformaciones congénitas, por daño causado por tumores, por infecciones severas o cualquier otra razón, que haya afectado la estética y funcionalidad del área maxilofacial. Con la aplicación de la misma, el paciente mejorará su apariencia, el desempeño funcional de este órgano y por lo tanto, su calidad de vida.

Un claro ejemplo de reconstrucción maxilofacial es la corrección del labio leporino y fisura palatina con la que nacen algunos niños. 

Cirugía maxilofacial paso a paso

Por su puesto, todas las cirugías difieren de acuerdo al caso y el tratamiento que deba ser aplicado, pero la mayoría sigue una serie de pasos básicos:

  1.   Luego de la fase de diagnóstico, se procede a la corrección del problema tomando en cuenta la exploración física y las expectativas del paciente sobre los resultados. 
  2.   A continuación, se deciden las diferentes modificaciones requeridas y  se confecciona una férula quirúrgica para posicionar con exactitud los huesos
  3.  Esta férula llega directo desde la compañía de planificación, justo a tiempo para ser impresa en una impresora 3D en un proceso que tomará solo unos minutos y que la dejará lista para el momento de intervención.
  4. Al momento de la intervención, también se pueden utilizar otros recursos como las guías de corte y placas preformadas. Estas nos ayudarán a mantener la precisión permitiéndonos acortar el tiempo en cirugía.

¿Qué hacer y qué no hacer después de una cirugía maxilofacial?

Durante la fase postoperatoria de las cirugías maxilofaciales, el paciente podrá continuar con su rutina habitual en solo dos semanas, tiempo en el cual también podrá apreciar los resultados de la intervención.

Sin embargo, el paciente deberá seguir ciertas instrucciones que garanticen el éxito de la intervención, como por ejemplo,  seguir una dieta blanda durante mes y medio empezando el día de la operación y así mismo, tampoco deberá perder ninguna de sus consultas de seguimiento.

En cuanto al dolor postoperatorio, los pacientes no suelen mostrar ninguna incomodidad después de la cirugía, pero si podría pasar que en algunos casos aparezca una leve hinchazón.

Los expertos hablan: el deporte y la salud bucodental

La práctica de ejercicio físico es beneficiosa tanto para el conjunto del organismo como para cada uno de sus órganos y tejidos por separado. Por esa razón, influye en la salud bucodental y ayuda a prevenir problemas tan frecuentes como la caries o las enfermedades de las encías. 

También es cierto que una mala salud bucodental puede afectar al rendimiento deportivo, sobre todo en deportistas de élite, y determinados hábitos o prácticas relacionados con la actividad física pueden repercutir negativamente en nuestros dientes y encías. 

¿Existe una relación entre la salud bucal y el deporte? 

Se ha observado que algunas lesiones articulares y musculares son consecuencia de infecciones en la boca y también que la práctica de deporte con el incremento de la respiración bucal, el estrés asociado a la competición y la deshidratación producen una reducción de la saliva, lo que puede favorecer la aparición de caries, por ejemplo.  

Así mismo, el elevado consumo de carbohidratos y bebidas isotópicas azucaradas, bicarbonatadas, zumos envasados etc. favorece la erosión del esmalte dental y la aparición de caries e hipersensibilidad dental. 

Por otro lado, la tensión que normalmente acompaña al esfuerzo hace que el deportista apriete los dientes. Este hábito de apretar o rechinar los dientes es conocido como bruxismo, y acarreará problemas de desgaste dentario, generando hipersensibilidad, fisuras y fracturas dentales que provocarán dolor e incluso la pérdida de dientes,  alterando la masticación y los hábitos respiratorios. 

Una persona con periodontitis o piorrea tiene más riesgo de sufrir problemas cardiacos, y endocrinos favoreciendo la diabetes y la obesidad, lo que además provoca una disminución del rendimiento deportivo. 

¿Influye la salud bucal en la práctica deportiva de alto nivel? 

También se ha notado que muchas lesiones en los músculos y tendones que no curan con los tratamientos de fisioterapia y rehabilitación convencionales pueden tener su origen en alguna infección bucal.  

En este caso, se recomienda una correcta inspección de todos los órganos que participan en el habla, la masticación y deglución de la comida y bebida para descartar su relación. También hay que prestar especial atención a los problemas físicos provocados a distancia por patologías en los terceros molares o en las muelas del juicio. 

Por esto, las personas que practican deporte de manera profesional deben extremar la atención de su boca. Durante la pretemporada se debe intentar diagnosticar y tratar precozmente, si fuese necesario, cualquier tipo de patología. Con ello se evitará que los problemas aparezcan en momentos críticos del calendario competitivo, poniendo en riesgo el trabajo y la preparación realizadas durante mucho tiempo. 

En relación a estos casos, Rafael Naranjo, periodoncista y miembro de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), explica que “cualquier infección o inflamación, traducida en caries o periodontitis, puede suponer una alteración inflamatoria crónica. Y ese estado puede fomentar una mayor propensión a las lesiones musculares”. 

¿A qué se debe la mayor probabilidad de desarrollar caries de los deportistas? 

Por un lado, el incremento de la respiración bucal durante la práctica del deporte, el estrés asociado a la competición y la deshidratación producen una reducción de la saliva, lo que puede favorecer la aparición de caries. Por otro, el elevado consumo de carbohidratos y bebidas isotónicas, gaseosas, zumos envasados y batidos, favorece la erosión del esmalte dental y la aparición de caries e hipersensibilidad dental. Dado que el consumo de estos alimentos y bebidas ayuda a la preparación o recuperación de los deportistas, debemos centrarnos en la importancia de la prevención. 

¿Cómo pueden mejorar los deportistas su salud dental?  

El Consejo Nacional de Dentistas te recomienda atender a varios aspectos: 

  • Prestar atención a la nutrición, moderar el consumo de azúcares y bebidas bicarbonatadas. Beber abundante agua especialmente durante la práctica deportiva y antes de las comidas. 
  • Elegir las bebidas isotónicas/energéticas con menor potencial cariogénico. 
  • Mantener una higiene bucal adecuada, cepillando los dientes, primero con el  cepillo seco y posteriormente con dentífrico poco abrasivo con flúor y si es posible con xylitol. no te olvides de usar seda dental o cepillos interdentales entre todos los dientes. El xylitol a elevada concentración reduce la formación de placa bacteriana, disminuye la producción de ácido por las bacterias y neutraliza el pH ácido y el flúor favorece la remineralización del esmalte e inhibe su desmineralización. 
  • Diversos estudios científicos revelan que los dentífricos con fluoruro de estañoson los más eficaces para prevenir los efectos tanto de la acidez como del exceso de glucosa que aportan las bebidas energéticas. 
  • Y, por supuesto, realizar revisiones de mantenimiento y prevención  de forma periódica. Es crucial visitar a nuestro odontólogo y nuestro higienista al menos una vez al año. Hay que prevenir y si aparece algún problema cuanto antes se detecte mejor, acude a tu odontólogo aunque solo sea por saber que tu boca está sana y se mantiene sana 

9 Lugares poco conocidos de Barcelona que vale la pena visitar

Barcelona es uno de los puntos turísticos más importantes de España y de eso no hay ninguna duda, y aunque hay lugares emblemáticos que todo turista debe conocer, hay muchos otros que son tesoros y que sin duda, vale la pena visitar, tanto para turistas extranjeros, como para los nacionales, y ¿por qué no? Para los mismos residentes de la ciudad.  

Es por ello que Toldos Clot, empresa especializada en fabricación e instalación de toldos en Barcelona, nos cuenta cuales son los lugares que normalmente pasan desapercibidos, pero que cuentan con una belleza impactante, y qué mejor que conocer la ciudad, de la mano de ellos, que la viven y la disfrutan de cabo a rabo.  

1.Cosmo Caixa Museo 

A principios del siglo XX, la nave era hogar de un asilo para ciegos, pero en la actualidad es el principal museo de ciencias de Barcelona, su inauguración el  2004 lo convierte en un museo moderno, que ofrece un sin fin de actividades recreativas y pedagógicas para los pequeños de la casa, por lo cual, es un paseo imprescindible, si viajamos en familia. 

2.La Escocesa 

Este centro artístico, ubicado en el antiguo núcleo industrial del Poblenou, ofrece sus espacios y su apoyo a los artistas de Barcelona. El lugar se ha mantenido rindiendo homenaje a sus orígenes industriales, gracias a que se ha salvado a si mismo de la intervención de las grandes inmobiliarias. Para visitarlo hay que estar atento en su página web, puesto que abre sus puertas de forma programada. 

3. El cementerio de Poblenou 

Si bien es cierto que visitar un cementerio por motivos turísticos, puede parecer extraño, esta obra neoclásica de Antonio Ginesi, podría considerarse un museo funerario por las esculturas, pabellones y mausoleos que posee y por el carácter artístico que tienen. Dentro del cementerio, se encuentra la famosa escultura “El beso de la muerte” del artista Jaume Barba. 

4.Pabellón Mies Van Der Rohe 

Esta joya de la arquitectura realizada para la Exposición Internacional de 1929, del arquitecto Van De Rohe (quien fuera uno de los padres de la arquitectura moderna), suele no ser notada, si no la estamos buscando. Se encuentra entre la Fuente Mágica de Montjuic y el Poble Espanyol y es pionera en el estilo arquitectónico que dominó buena parte del siglo XX.  

5. Las Atarazanas Reales, museo marítimo 

Este interesante museo cercano a Las Ramblas, suele pasar desapercibido. En su interior podemos encontrar actividades culturales y exposiciones puntuales, su misión es difundir y proteger uno de los patrimonios marítimos más importantes del mediterráneo y mostrarle al público embarcaciones tradicionales y no tradicionales, entre las que podemos encontrar la réplica a tamaño real de la Galera Real de Juan de Austria. 

6. Carretera de Les Aigües  

Este camino ubicado en la Sierra de Collserola, es bastante popular entre los barceloneses. Y es que por su extensión plana y de poca dificultad, es ideal para caminatas en familia o paseos en bicicleta, además cuenta con una de las vistas más hermosas de la ciudad.  

7. Hospital Sant Pau – Recinto Modernista Sant Pau 

Lluís Domènech i Muntaner uno de los padres del modernismo catalán, construyó este edificio que fue uno de los principales referentes de Barcelona por casi 80 años. Motivado a su deterioro, se realizó una nueva sede al hospital, quedando las nueve manzanas tradicionales como un centro que acoge exposiciones culturales. Por su indiscutible belleza y su importancia arquitectónica, el Recinto Modernista Sant Pau es considerado el mayor ejemplo de la arquitectura moderna del mundo. 

8. Observatorio Fabra 

Este observatorio es uno de los más antiguos del mundo que aún son completamente funcionales, en él se dedican al estudio de cuerpos astrales como asteroides y cometas. Durante la visita guiada, se puede aprender el funcionamiento de los telescopios y si vas en verano, realizan una actividad llamada “cena bajo las estrellas” que sin duda, es una experiencia preciosa. El observatorio está ubicado en la montaña del Tibidabo y es de fácil acceso para el turista. 

9. El Teatro Griego 

Otro de los monumentos inaugurados en la Exposición Internacional de 1929, es un recinto al aire libre inspirado en el teatro de Epidauro destinado a representaciones musicales y teatrales, sobre todo en verano, durante la programación del Festival Grec. A sus alrededores se encuentran Jardines del Teatre Grec con sus 1.65 hectáreas de plantas del mediterráneo. 

Indiscutiblemente Barcelona tiene muchísimo que ofrecer, no solamente al turista, sino a sus habitantes. Las que posee la ciudad, ya sean construcción del hombre o sus bellezas naturales.  

Tecnología para empresas: Guía para principiantes sobre Cloud Computing

La herramienta del cloud computing, o conocida también como la nube, representa múltiples ventajas para cualquier empresa; por lo que de seguro, si ya no es parte de tu equipo de trabajo, ya estés pensando en darle la bienvenida.

En el caso que aún no sepas de que se trata esta herramienta y por qué deberías considerarla dentro de tu empresa o negocio, aquí aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la nube en solo preguntas.

¿Qué es el cloud computing?

La definición de cloud computing es ofrecer servicios a través de la conectividad y gran escala de Internet. La computación en la nube democratiza el acceso a recursos de software de nivel internacional, pues es una aplicación de software que atiende a diversos clientes. La multilocación es lo que diferencia la computación en la nube de la simple tercerización y de modelos de proveedores de servicios de aplicaciones más antiguos. Ahora, las pequeñas empresas tienen la capacidad de dominar el poder de la tecnología avanzada de manera escalable.

La computación en la nube ofrece a los individuos y a las empresas de todos los tamaños la capacidad de variedad de recursos de computación con buen mantenimiento, seguro, de fácil acceso y bajo demanda, como servidores, almacenamiento de datos y solución de aplicaciones. Eso proporciona a las empresas mayor flexibilidad en relación a sus datos e informaciones, que se pueden acceder en cualquier lugar y hora, siendo esencial para empresas con sedes alrededor del mundo o en distintos ambientes de trabajo. Con un mínimo de gestión, todos los elementos de software de la computación en la nube pueden ser dimensionados bajo demanda, usted solo necesita conexión a Internet.

¿Cómo funciona el cloud computing?

La computación en la nube utiliza una capa de red para conectar los dispositivos de punto periférico de los usuarios, como computadoras, smartphones y accesorios portátiles, a recursos centralizados en el data center.

Antes de la computación en la nube, la ejecución confiable de software por las empresas que ofrecían servicios solo era posible si ellas podían también pagar por el mantenimiento de la infraestructura de los servidores necesarios. Además, el software tradicional exigía, por lo general, un equipo completo de profesionales de TI, interno o externo, para lidiar con el inevitable conjunto de errores, desafíos de servicios y upgrades. El concepto de computación en la nube está libre de todos esos problemas y requisitos anticuados.

¿Cuál es la nube correcta para tu empresa?

Existen diferentes tipos de nubes, por lo que la elección de la más idónea para tu empresa dependerá de las necesidades de la misma y los beneficios que le aportaran cada uno de estos tipos.

Nube Privada

Constituida de una sola organización con su propia nube de servidores y software para la utilización sin un punto de acceso público.

Nube Híbrida

Compuesta por dos o más infraestructuras de nubes distintas que permanecen como entidades únicas, pero que están unidas por una tecnología estandarizada o propietaria.

Nube Pública

Diversas empresas pueden usar de manera simultánea, pero separadamente. El proveedor de la nube es responsable por el mantenimiento y seguridad.

Nube Comunitaria

Diferentes empresas u organizaciones reúnen en pool sus recursos en la nube para resolver un problema común.

Principales características de la computación en la nube

  • Bajo demanda: No es necesario consultar a alguien o tener un profesional de TI involucrado en la provisión del servidor o del almacenamiento en la red. Usted tiene la capacidad de computación necesaria cuando la necesita.
  • Multiplataforma: Basta tener conexión a Internet para acceder al servicio en su laptop, tablet, smartphone o computadora de escritorio.
  • Recursos en pool: Sigue el modelo de multiusuario, lo que significa que hay varios usuarios del software.
  • Flexibilidad rápida: El usuario tiene una experiencia que es dimensionada con base en la demanda y en la real utilización.
  • Servicio medido: La utilización de recursos es monitoreada, controlada y relatada de manera anticipada. Esto torna la capacidad de computación esencialmente la misma en relación a un servicio de utilitarios pagados.

¿Cuáles son los tipos de servicios en la nube?

La mayoría de los servicios de informática en la nube se engloban en cuatro categorías generales: infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS), sin servidor y software como servicio (SaaS). A estas, a veces se les denomina como la “pila” informática en la nube, porque se basan unas en otras.

Infraestructura como servicio (IaaS)

Es la categoría más básica de servicios informáticos en la nube. Con IaaS, se alquila infraestructura de TI (servidores, máquinas virtuales, almacenamiento, redes, sistemas operativos) a un proveedor de servicios en la nube y se paga por uso.

Plataforma como servicio (PaaS)

Plataforma como servicio hace referencia a los servicios de informática en la nube que suministran un entorno a petición para desarrollar, probar, entregar y administrar aplicaciones de software. PaaS está diseñado para facilitar a los desarrolladores la creación rápida de aplicaciones web o móviles, sin necesidad de preocuparse por la configuración o administración de la infraestructura de servidores subyacente, el almacenamiento, la red y las bases de datos necesarias para el desarrollo.

Informática sin servidor

Mediante una superposición con PaaS, la informática sin servidor se centra en crear la funcionalidad de aplicaciones sin tener que dedicar constantemente el tiempo que conlleva tener que administrar los servidores y la infraestructura. El proveedor de servicios en la nube se encarga de la configuración, la planeación de la capacidad y la administración del servidor. Las arquitecturas sin servidor ofrecen una alta escalabilidad y se basan en eventos y, además, solo usan los recursos cuando ocurre una función o desencadenador específicos.

Software como servicio (SaaS)

Software como servicio es un método de entrega de aplicaciones a través de Internet a petición y, normalmente, con una suscripción. Con SaaS, los proveedores de nube hospedan y administran las aplicaciones y la infraestructura subyacente, y se encargan del mantenimiento, como la aplicación de actualizaciones de software y revisiones de seguridad. Los usuarios se conectan a la aplicación a través de Internet, normalmente con un explorador web en su teléfono, tableta o PC.

Beneficios del Cloud computing para tu empresa

Inforges, empresa especializada en servicios de cloud computing para empresas, hace énfasis en los beneficios del cloud computing, no sólo para las grandes corporaciones si no especialmente para las pymes, ya que, de este modo, pueden disponer de recursos a los que no tendrían acceso en condiciones normales y pueden competir en igualdad de condiciones con otras empresas más grandes en recursos.

El cloud computing permite acceder a un gran volumen de información relativa a la actividad de la empresa sin necesidad de invertir en una infraestructura para acceder y disponer de la misma. Es muy importante el ahorro destinado a hardware, software, seguridad, soporte, mantenimiento, etc.

Pero lo que realmente ganan las empresas que apuestan por el cloud computing es una optimización radical en la gestión del tiempo y en la eliminación de barreras ya que esto les permite mantener relaciones empresariales en cualquier parte del mundo. Esto es un paso más hacia la globalización de las actividades empresariales.

También es muy importante para desarrollar la movilidad de los empleados, ya que solo hace falta tener una conexión a Internet y un ordenador o dispositivo para trabajar con él. En resumen, el cloud computing facilita el teletrabajo y es óptimo para ahorrar costes e inversiones, como por ejemplo en sedes físicas, servidores y hardware de gestión.