Sundance Channel

shutterstock_1664185675(FILEminimizer)

Covid-19 y gripe, diferencias

Ahora que gran parte de nuestro mundo se ha puesto patas arriba como consecuencia de la gran crisis sanitaria y por supuesto económica que estamos padeciendo como consecuencia de esta dichosa pandemia que nos ha ocasionado el coronavirus, algunas empresas han tenido que reinventarse para volverse fundamentales. En este sentido, empresas que llevan años haciendo cámaras termográficas, hasta no hace mucho no se imaginaban que sus productos serían necesarios en el día a día de la población y no solo en la industria, sin embargo, ahora, Ibertronix, así como otras muchas compañías, ha sacado el mercado unos productos que se han vuelto sumamente necesarios para nuestro día a día, como son las cámaras termográficas fijas o portátiles para la detección de fiebre en lugares públicos como aeropuertos, centros comerciales, estadios deportivos, escuelas, hoteles, etc. de una forma rápida, eficiente y a una distancia de hasta 2m.

La fiebre por tanto es uno de los síntomas principales para la sospecha de que una persona puede ser portadora del coronavirus, pero también una gripe normal puede presentar fiebre. Ambas enfermedades son producidas por un virus y presentan una sintomatología clínica muy similar, ambas causan complicaciones respiratorias que pueden ir desde afecciones leves hasta graves, entonces ¿cómo podemos diferenciar cuándo nos encontramos ante una enfermedad u otra?, ¿cuáles son las principales diferencias?

  • La primera diferencia entre ellas es la velocidad de transmisión o el periodo de incubación. En la gripe el periodo incubación, el tiempo que transcurre desde la infección hasta la aparición de los síntomas, suele ser más corto, estimándose entre 1 y 4 días, mientras que en el COVID-19 su periodo de incubación suele ser más largo pudiendo variar entre 1 y 14 días.
  • La forma de aparición de los síntomas. En una persona infectada por el COVID-19 los síntomas suelen aparecer de una forma gradual, mientras que en una gripe los síntomas aparecen de golpe.
  • Tos seca. Es uno de los síntomas principales en el caso del Covid-19
  • Sensación de ahogo, falta de aire. La inmensa mayoría de las personas que necesitan atención médica o hospitalaria presentan este síntoma. Los casos más severos de una infección por Covid-19 tienen dificultad para respirar incluyendo condiciones similares a una neumonía, una complicación que se puede presentar como fatal ya que puede progresar muy rápidamente desencadenando un síndrome de dificultad respiratoria aguda, también conocido como ARDS, por sus siglas en inglés. Una gripe presenta una baja estadística en el desarrollo de este síndrome.
  • La fatiga, dolores musculares, puede ser otra forma de diferenciar ambas enfermedades, ya que mientras en la gripe se presenta de una forma frecuente, en el COVID-19 puede aparecer de una forma ocasional, si bien en determinados casos también puede presentarse.
  • El dolor de cabeza también puede ser diferencial, mientras en la gripe es frecuente, en el Covid-19 puede ser ocasional.
  • La pérdida de apetito, muy común en personas con síntomas de gripe, se presenta en menos medida en los casos objeto de Covid-19.
  • La gravedad de los casos. Las estadísticas señalan que en el COVID-19 el 80 % de las infecciones son leves o asintomáticas, el 15 % son graves, requiriendo la administración de oxígeno, y el 5 % son graves, que requieren ventilación. En el caso de una infección gripal no revisten tal gravedad.
  • Los grupos de riesgo en el caso de una infección gripal son los niños, las mujeres embarazas, las personas mayores, las personas inmunodeprimidas o con patologías previas. Los grupos de riesgo en el caso del coronavirus, hasta la fecha, son las personas mayores con patologías previas o inmunodeprimidas.
  • Otros síntomas que pueden presentarse en el coronavirus pueden ser dolor de garganta, diarrea, conjuntivitis, pérdida del gusto o el olfato, erupciones en la piel, cambio de color en los dedos de las manos o de los pies…

¿Cómo evitamos una infección respiratoria?

Las medidas de prevención para tratar de evitar cualquier infección respiratoria, deben incluir:

  • Lavarse las manos con agua y jabón o con toallitas húmedas de alcohol, de una forma frecuente y adecuada, durante al menos unos 30 segundos prestando atención a llegar bien a todos los lados.
  • Evitar tocarse ojos, nariz y boca después de haber tocado materiales u objetos que pudieran contener gérmenes, como picaportes, barandillas, barras de transporte público, monedas, billetes, etc.
  • Mantener una distancia de seguridad de al menos de un metro y media con otras personas.
  • Cuidar la forma de estornudar. Taparse la nariz y boca con un pañuelo desechable o utilizar el antebrazo al toser o estornudar, con el fin de evitar el contagio.
  • Beber líquidos de una forma habitual y frecuente, agua, zumos de frutas frescas, sopas…
  • Abrir y ventilar bien las habitaciones, dejando que entre el sol.
  • Evitar lugares demasiado concurridos y abarrotados de gente, intentando no permanecer demasiado tiempo en lugares cerrados, escogiendo de manera preferencial terrazas o lugares al aire libre.
Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados