Sundance Channel

shutterstock_1925448428(FILEminimizer)

10 trucos para evitar el envejecimiento prematuro de la piel

Existe muchos factores, tanto externos como por culpa de los malos hábitos, que recaen en tener un envejecimiento de la piel de forma prematura.

Envejecer es un proceso biológico por el que todos tenemos que pasar, pero es cierto que si no nos cuidamos, podemos envejecer más pronto, en cuanto a lo que la piel se refiere. El envejecimiento se empieza a notar especialmente a partir de los 40 años, pero muchas personas ya han visto sus primeras arrugas o marcas de expresión hace años.

Por lo que, si quieres evitar un envejecimiento prematuro de la piel, estás a tiempo. Sigue estos trucos para tener una piel cuidada y bonita.

  1. Duerme bien

Mientras duermes, el cuerpo segrega algunas sustancias que apoyan la regeneración de las células (melatonina). Esto ayuda a tener una piel joven y cuidada. Incluso también te ayudará a prevenir la aparición de signos poco estéticos como las ojeras o un hinchazón en las bolsas oculares.

Por lo tanto, si las horas de sueño son interrumpidas diariamente y no se descansa lo adecuado, hará que esta actividad no se realice correctamente y a largo plazo se podrán empezar a ver en la piel las consecuencias negativas de no dormir bien.

Lo recomendable por los expertos es dormir un mínimo de 7 horas diarias sin interrupciones. Así que ya sabes, debes dormir bien todos los días para lucir un rostro joven.

  1. No te expongas mucho al sol

Los rayos UV del sol son el gran enemigo del pronto envejecimiento de la piel y el culpable de muchas afecciones.

Bien es cierto, que muchas veces es inevitable alejarse del sol. Pero hay solución. En este caso es recomendable el uso de un protector solar, especialmente en los días y horas en los que el sol está más fuerte, normalmente al medio día. Llevar gorra o sombrero y gafas de sol también ayudará a evitar estar tan expuestos a los rayos del sol.

Los daños que causa el sol se causan en las capas intermedias de la piel, por lo que el efecto negativo que provoca no es visible hasta un tiempo después. Además de influir gravemente en la aparición del cáncer de piel. Así que aunque ahora no lo veas el sol está dañando tu piel si no la cuidas y proteges.

  1. Haz ejercicio o practica algún deporte

Si, el deporte no solo ayuda a mantenerse en forma, también estará colaborando en la regeneración de la piel y a la circulación de la sangre. Practicar deporte ayuda a que la piel se conserve en óptimas condiciones durante más tiempo.

  1. Toma un complemento

Otro consejo es tomar complementos para evitar el estrés oxidativo. “El aumento del estrés oxidativo, una de las principales características del envejecimiento. Y nuestra fórmula induce una activación coordinada de las enzimas antioxidantes primarias que ayuda a reducir estrés oxidativo y por tanto, minimiza los daños del paso del tiempo”, explican desde TetraSOD, ingrediente más completo e integral para la categoría de nutracéuticos de envejecimiento saludable.

  1. Mantén una alimentación equilibrada

Es vital tener una dieta y una alimentación equilibrada y llena de nutrientes. Gozar de buena salud, también ayuda a tener una piel cuidada y tersa. Si bien no existe una dieta específica para combatir el envejecimiento de la piel, basta con comer alimentos sanos, ricos en nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

  1. Evita el tabaco

No es ningún misterio saber que el tabaco no es un hábito sano ni para el interior del organismo ni para la piel. Una persona que sea asidua a este dañino hábito, envejecerá antes que una persona que no fume.

Los componentes del tabaco se adhieren a la piel y esta los absorbe acabando en la sangre y perjudicando a las células que se crean a diario en nuestro cuerpo. Además, de que el consumo habitual de tabaco favorece la aparición de manchas en la piel.

  1. Disminuye el estrés

El estrés puede que sea uno de los principales problemas del envejecimiento prematuro. La piel libera dosis de cortisol, un componente presente en el organismo que está vinculado a la dermis y provoca la aparición de arrugas.

Prueba a practicar algún tipo de meditación, para ayudarte a reducir las épocas de en las que tengas niveles altos de estrés a causa del trabajo o de la vida rutinaria en casa por unos u otros factores.

  1. Bebe mucha agua

Cuentan los expertos que el consumo idóneo de agua al día es de dos litros por persona. Requisito implícito en las tareas de prevención para tener una piel cuidada.

Una piel deshidratada provocará que aparezcan arrugas en la piel de forma prematura. Igualmente, sufrir deshidratación o insuficiencia en los niveles de agua en el cuerpo, también puede provocar riesgos para la salud.

  1. Cuida e hidrata tu piel

Por supuesto, si quieres evitar el envejecimiento de la pie debes con una rutina diaria de cuidado de la piel.

E mercado está repleto de cremas y productos que ayudan a tener una piel lisa y cuidada. Por lo que debes encontrar el más oportuno para tus necesidades y aplicarlo a diario.

  1. Realiza un tratamiento estético

Y por último, si ya han aparecido en tu rostro algunas arrugas o marcas de envejecimiento siempre puedes optar por realizarte un tratamiento estético. Existen diferentes tratamientos con los que eliminar por completo las arrugas, manchas o marcas de expresión. Además, suelen ser técnicas no invasivas que no tienen ningún peligro para el paciente y se realizan en pocos minutos. Y cada vez son más asequibles para cualquier bolsillo. Por lo que siempre está esta opción sobre la mesa.

Pero ten en cuenta que es mejor prevenir la aparición de arrugas que eliminarlas una vez ya han aparecido. Por lo que cuídate y actúa para disminuir el impacto que esto conlleva. E intenta seguir la mayoría de consejos de este artículo, porque cuantos más sigas menos posibilidades de envejecimiento de la piel tendrás.

Compartir

Artículos relacionados