El sector del automóvil, cada vez más potente en España

Uno de los sectores de más importancia en el interior de nuestras fronteras no es el otro que el referido a la producción de vehículos. España es un país en el que, tradicionalmente, este sector ha funcionado bien. Es cierto que ha tenido momentos mejores y momentos peores, como todos los sectores de producción de este país, pero siempre ha sido importante en términos de unidades vendidas, de personas empleadas y de volumen de facturación. Y, desde luego, no cabe la menor duda de que esto pone al sector automovilístico con un gran peso en la balanza de la economía española.

Desde luego, son muchas las fábricas de vehículos que existen en el interior de nuestras fronteras y que se han mantenido activas durante muchos años y que incluso han sobrevivido a las crisis económicas que se han ido produciendo con el paso de los años, incluida la de 2008, que sin ninguna duda ha sido la más complicada de todas cuantas nos ha tocado superar. Aunque es cierto que el sector ha pasado por dificultades, es evidente que las ha ido superando y que ahora es una referencia en materia económica para España y su ciudadanía.

Una noticia que fue publicada en el portal web de diario Expansión informaba de cuál fue la producción de coches en el año 2019, una cifra que seguro que nos ayuda a comprender la importancia de este sector dentro de la economía española. Esa producción fue de 2.772.000 vehículos, lo que implica un crecimiento del 0’31% con respecto a los datos que se manejaban del año 2018. Desde luego, se trata de una cifra considerable y que deja claro que esta industria merece un respeto por parte de toda la sociedad española. ¡Qué menos!

Otra noticia, en este caso publicada en la página web del diario El País, informaba de que el año pasado, las empresas productoras de vehículos salvaron el año gracias a la fabricación de los nuevos modelos, que una vez han demostrado ser claves. Y es que la aparición de los nuevos modelos eléctricos e híbridos, cada vez más necesarios sobre todo en las grandes ciudades, ha propiciado que la demanda esté creciendo y que, por tanto, la oferta tenga la necesidad de producir todavía un volumen mayor de estos coches. Desde luego, esa aparición de nuevos coches está salvando al mercado.

La industria del automóvil tiene la capacidad de influir de una manera muy importante sobre otro tipo de trabajos, como lo pueden ser los que están asociados al transporte. Hemos querido saber cómo está funcionando esta relación en los tiempos que corren y, para ello, hemos recurrido a los profesionales de una entidad como lo es Transportes Cars, dedicada al transporte nacional e internacional de vehículos. Según nos han comentado, en los últimos años está creciendo el volumen de trabajo a causa del aumento de producción de vehículos y el de la compra de este tipo de productos por parte de los ciudadanos y ciudadanas de este país.

Cada vez tenemos menos que envidiar a un país como Alemania

La mayoría de la población suele pensar que, en lo que respecta a la fabricación de vehículos, un país como lo es Alemania es el corazón de Europa. Y la verdad es que es una realidad, no vale de nada que nos engañemos. Pero la verdad es que un país como lo es el nuestro cada vez tiene menos que envidiar al gigante teutón porque las producciones de ambos son cada vez más parejas. Y así van a seguir siendo de cara a los próximos años.

La verdad es que, para que esto sea así, se ha llevado a cabo un trabajo enorme desde el sector automovilístico español durante los últimos años. Y es que no solo nos estamos equiparando a un país como lo es el alemán, sino que, además, estamos haciendo lo propio con otras naciones de otros continentes. No cabe la menor duda de que esta es una noticia muy positiva para nuestros intereses y que tenemos que seguir trabajando como lo venimos haciendo hasta ahora para conseguir que un país como el nuestro termine siendo una verdadera potencia en lo que tiene que ver con la fabricación de coches y demás vehículos.

Nos encontramos en un punto de nuestra Historia en el que, por fin, el sector del automóvil empieza a recoger los frutos al trabajo bien hecho durante décadas. Cada vez son más los ciudadanos de nuestro país que deciden comprar un vehículo en España en lugar de hacerlo por el de otros países de la Unión Europea o de países como Estados Unidos o Japón. Esta es, sin lugar a dudas, una noticia excelente que todavía tenemos que mejorar en la medida de lo posible. Estamos convencidos de que lo conseguiremos: el aumento de las ventas de los coches españoles en el extranjero así nos lo anticipa.