Sundance Channel

shutterstock_439422121(FILEminimizer)

El tipo de coctel perfecto para cada ocasión

Existen infinidad de tipos de eventos sociales, desde cumpleaños, hasta bodas y bautizos, y si se quiere celebrar alguno de ellos con éxito, se debe conocer cual es el protocolo propio de la situación, como debe ser la decoración del espacio, y aún más importante que tipo de comida y bebida debemos servir.

En este artículo, y con la ayuda de nuestros amigos de La Frolita, especialistas en servicios de catering y coctelería para eventos, nos enfocaremos en el tipo de coctel que va con cada ocasión.

Para hacer esta elección, en primer lugar, tienes que saber el tipo de evento que realizarás y la cantidad de invitados para realizar un cálculo perfecto de bebida

Por supuesto, habrá algunas bebidas básicas que deben incluirse sea cual sea la naturaleza del evento, como en el caso de: gaseosas, ron, vodka, champaña, vino, whisky, tequila, y la tradicional cerveza. En estos casos, lo ideal es tener dos botellas por cada tipo de licor, y varias cervezas con alcohol y sin alcohol, aunque esto puede variar si hablamos de un evento de magnitud.

Sin embargo, si existen diferentes tipos de bebidas que van con una u otra ocasión:

Para un desayuno

Si tu evento se trata de un desayuno, lo ideal sería ofrecer cócteles ligeros en alcohol y preferiblemente diluidos en algún mezclador; siendo una excelente elección los cócteles cítricos o frutales, así como diferentes tipos de sangrías.

Para un almuerzo

A esta hora del día, ya podemos variar la selección de licores que podemos servir. Por ejemplo, para antes del almuerzo encontramos   aquellos conocidos como aperitivos; bebidas diluidas y generalmente amargas, las cuales ayudan a estimular el apetito. Mientras que, durante el almuerzo se podría degustar de un buen vino, que haga resaltar los sabores del menú de elección.

Para una cena de negocios o de cualquier acontecimiento

Entre las bebidas más comunes para este tipo de ocasiones están el ron (caña de azúcar), whisky (cebadas), el vodka (papa), tequila (maguey) y ginebra (cebada). Estos pueden ser tragos largos o cortos, que dependerá del tipo de celebración, dependiendo si es una cena tranquila, una reunión de amigos o una fiesta. Siendo que, si estás pensando cerrar un negocio las bebidas ideales son el whisky y los cocteles a base de ginebra y el coñac.

Para una Boda

Por supuesto, un evento tan especial como una boda, tiene que tener su categoría aparte, ya sea un desayuno, un almuerzo o cena.

Para ese día tan especial debes tener en cuenta que la cantidad de licor que necesitas será distinta si la realizas en el día que, en la noche, ya que si la celebración empieza más temprano, más cantidad de bebida debes tener.

Aquí también debes considerar las edades, porque por ejemplo, si asisten más personas jóvenes, el alcohol debe multiplicarse.

Las opciones en licor para este tipo de eventos casi siempre son whisky, ron y vodka para mezclar y vino tinto, blanco y champaña en cuanto a aperitivos y vinos de mesa.

Las barras de bebidas 

En la actualidad, cuando hablamos de catering para eventos, se han vuelto muy populares las llamadas “barras de bebidas”, por el toque especial y novedoso que ofrece este tipo de servicios.

Una de sus principales características es la originalidad y lo mejor es que lo puedes usar para cualquier tipo de evento. Por ejemplo, una barra de bebidas puede ofrecer desde margaritas de sabores, bebidas de moda, shots de tequila congelado, mojitos, daiquiri, creaciones propias; inclusive pueden ofrecer también bebidas sin alcohol para aquellos que no toman, como es el caso de los jugos exóticos de frutas.

Otro punto a su favor, es que el personal encargado de estas barras suelen ser profesionales en coctelería con un menú cuidadosamente elegido para cada ocasión, que además estarán capacitados para darte su opinión experta sobre la elección más adecuada.

El tipo de copa adecuado para cada coctel

A la hora de seleccionar el tipo de coctel que vamos a servir en nuestro evento, también debemos cuidar que se sirva de la forma correcta cumpliendo el protocolo esperado.

Según el tipo de bebida, los cocteles se sirven en diferentes copas. Pueden incluirse pequeños elementos decorativos en cada vaso, como por ejemplo rodajas de limón o de naranja, olivas o aceitunas, o sorbetes especiales, que resaltarán el sabor de la bebida elegida.

Según el tipo de bebida, las copas pueden ser:

  • Trago largo o long drink: Estos tragos pueden ser alcohólicos o no, se sirven con hielo en vasos grandes y altos tipo tumbler. En general, quitan la sed y se toman como aperitivo.
  • Trago corto o short drink: Es un trago más pequeño y tiene una mayor concentración de alcohol, se sirven con hielo, como aperitivo, y se utiliza la copa de cóctel.
  • Copa caliente o hot drink: Se sirve caliente, ligeramente alcohólico, y sirve como digestivo. Se utiliza el típico vaso de fondo revestido, ideal también para el ponche.

Cómo acompañar los cocteles

Otro punto a cuidar es con que acompañaremos los diferentes cocteles que ofreceremos fuera del momento de la comida principal. En estos casos, la elección indicada son los aperitivos, sobre todo aquellos que suelen ser elaborados y famosos. Además, se deben ofrecer entremeses que no alteren el sabor de la bebida. Entre los más utilizados están las tartaletas, las croquetas, los canapés de caviar, jamón, foie-gras, empanadas, quesos curados, rodajas de embutidos, frutas o verduras de estación, frutos secos tostados y salados, calamares, mariscos, entre otros.

En cambio, habrá que evitar todos aquellos aromas fuertes marcados o picantes, que pueden acompañar un aperitivo rústico, propio de situaciones específicas que lo requieran, pero que alterarían el sabor de la bebida si acompañan un cóctel. Algunos de estos son: los quesos muy curados, cualquier alimento condimentado con vinagre, ajo o cebolla, hortalizas en vinagre, guindilla y salsas picantes.

Tipos de tragos

Hay infinidad de opciones para agasajar a nuestros invitados; por lo que aunque servir champagne, whisky, jerez o gin and tonic hoy en día es más utilizado, ya que son los gustos generales para la mayoría de los invitados, no está de más incluir otros tragos que demuestren creatividad y diseño. A continuación veremos la clasificación de cocteles según su medida y temperatura:

Por Tamaño

En coctelería existen varias subdivisiones ya sea por los ingredientes o el tipo de presentación; para simplificar esta última clasificación, como vimos anteriormente cuando hablamos del tipo de copa que debemos utilizar, se pueden distinguir los long drinks (bebidas largas), short drinks (bebidas cortas) y hot drinks (bebidas calientes), aunque los hot pueden venir en presentación tanto short como long.

Según sus Características

Otra clasificación es la que incluye a los cocteles en grandes grupos, poniendo especial atención a cómo están preparados.

  • Cocteles Cobblers. Se caracterizan por ser una bebida decorativa y refrescante, que suelen estar decorados con frutas de temporada y en ocasiones con hojas de menta fresca. Este tipo de cocteles regularmente se sirve en un vaso de long drink con hielo picado, que se prepara tanto en vaso como en copa.
  • Cocteles Collins. Los Collins también pertenecen a los long drinks y son bebidas refrescantes que pueden beberse a cualquier hora del día. Se preparan con jugo de limón, y agua gasificada, en un vaso largo lleno de cubos de hielo, decorados con una rodaja de limón y una cereza.
  • Cocteles Coolers. Los Coolers, son long drinks preparados con licor o destilado, bebida carbonatada (Ginger Ale, Sidra o Champagne), un poco de azúcar y garnituras de naranja o limón (colocadas en espiral)
  • Cocteles Cups. Son ideales para servir con las comidas y en reuniones sociales. Se preparan en recipientes con abundante hielo y fruta fresca, a base de vino blanco y espumoso.
  • Cocteles Daisies. Los Daisies son un tipo de coctel propio de la época estival, hechos a base de limón, granadina y como bebida base brandi, ron o ginebra.
  • Cocteles Eggnog. Se preparan con yema de huevo, crema de leche o leche, azúcar y alcohol de base, vino de alta graduación o licor. Pueden servirse fríos, preparados en coctelera o calientes y se suelen decorar con un toque de nuez moscada rallada.
  • Cocteles Fizz. Son bebidas refrescantes y a base de bebidas espumosas.
  • Cocteles Grog. Los cocteles Grog se caracterizan por ser bebidas estimulantes que contienen aguardientes de alta graduación. Se suelen servir muy calientes, pues una vez que están todos los ingredientes se añade un poco de alcohol puro para convertirlo en un coctel flameado; un coctel muy popular y muy llamativo para los comensales. Una variedad del coctel grog es el ponche, aunque se puede preparar frío o caliente, normalmente se prepara en grandes recipientes y se utilizan bases como la leche, huevo o frutas.
  • Highballs. Son cocteles que se preparan en vaso largo y su característica principal es que se presentan con un hielo de gran tamaño.
  • Cocteles Julep. Se caracterizan por ser un long drink estilo americano típico: refrescante y con la presencia en su preparación de menta y hierbabuena. Se suelen elaborar con bourbon, azúcar, menta fresca y hielo picado grueso. Aunque también se puede usar whisky escocés, ron y brandy.

 

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados