Sundance Channel

shutterstock_586520003(FILEminimizer)

Tecnología para empresas: Guía para principiantes sobre Cloud Computing

La herramienta del cloud computing, o conocida también como la nube, representa múltiples ventajas para cualquier empresa; por lo que de seguro, si ya no es parte de tu equipo de trabajo, ya estés pensando en darle la bienvenida.

En el caso que aún no sepas de que se trata esta herramienta y por qué deberías considerarla dentro de tu empresa o negocio, aquí aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la nube en solo preguntas.

¿Qué es el cloud computing?

La definición de cloud computing es ofrecer servicios a través de la conectividad y gran escala de Internet. La computación en la nube democratiza el acceso a recursos de software de nivel internacional, pues es una aplicación de software que atiende a diversos clientes. La multilocación es lo que diferencia la computación en la nube de la simple tercerización y de modelos de proveedores de servicios de aplicaciones más antiguos. Ahora, las pequeñas empresas tienen la capacidad de dominar el poder de la tecnología avanzada de manera escalable.

La computación en la nube ofrece a los individuos y a las empresas de todos los tamaños la capacidad de variedad de recursos de computación con buen mantenimiento, seguro, de fácil acceso y bajo demanda, como servidores, almacenamiento de datos y solución de aplicaciones. Eso proporciona a las empresas mayor flexibilidad en relación a sus datos e informaciones, que se pueden acceder en cualquier lugar y hora, siendo esencial para empresas con sedes alrededor del mundo o en distintos ambientes de trabajo. Con un mínimo de gestión, todos los elementos de software de la computación en la nube pueden ser dimensionados bajo demanda, usted solo necesita conexión a Internet.

¿Cómo funciona el cloud computing?

La computación en la nube utiliza una capa de red para conectar los dispositivos de punto periférico de los usuarios, como computadoras, smartphones y accesorios portátiles, a recursos centralizados en el data center.

Antes de la computación en la nube, la ejecución confiable de software por las empresas que ofrecían servicios solo era posible si ellas podían también pagar por el mantenimiento de la infraestructura de los servidores necesarios. Además, el software tradicional exigía, por lo general, un equipo completo de profesionales de TI, interno o externo, para lidiar con el inevitable conjunto de errores, desafíos de servicios y upgrades. El concepto de computación en la nube está libre de todos esos problemas y requisitos anticuados.

¿Cuál es la nube correcta para tu empresa?

Existen diferentes tipos de nubes, por lo que la elección de la más idónea para tu empresa dependerá de las necesidades de la misma y los beneficios que le aportaran cada uno de estos tipos.

Nube Privada

Constituida de una sola organización con su propia nube de servidores y software para la utilización sin un punto de acceso público.

Nube Híbrida

Compuesta por dos o más infraestructuras de nubes distintas que permanecen como entidades únicas, pero que están unidas por una tecnología estandarizada o propietaria.

Nube Pública

Diversas empresas pueden usar de manera simultánea, pero separadamente. El proveedor de la nube es responsable por el mantenimiento y seguridad.

Nube Comunitaria

Diferentes empresas u organizaciones reúnen en pool sus recursos en la nube para resolver un problema común.

Principales características de la computación en la nube

  • Bajo demanda: No es necesario consultar a alguien o tener un profesional de TI involucrado en la provisión del servidor o del almacenamiento en la red. Usted tiene la capacidad de computación necesaria cuando la necesita.
  • Multiplataforma: Basta tener conexión a Internet para acceder al servicio en su laptop, tablet, smartphone o computadora de escritorio.
  • Recursos en pool: Sigue el modelo de multiusuario, lo que significa que hay varios usuarios del software.
  • Flexibilidad rápida: El usuario tiene una experiencia que es dimensionada con base en la demanda y en la real utilización.
  • Servicio medido: La utilización de recursos es monitoreada, controlada y relatada de manera anticipada. Esto torna la capacidad de computación esencialmente la misma en relación a un servicio de utilitarios pagados.

¿Cuáles son los tipos de servicios en la nube?

La mayoría de los servicios de informática en la nube se engloban en cuatro categorías generales: infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS), sin servidor y software como servicio (SaaS). A estas, a veces se les denomina como la “pila” informática en la nube, porque se basan unas en otras.

Infraestructura como servicio (IaaS)

Es la categoría más básica de servicios informáticos en la nube. Con IaaS, se alquila infraestructura de TI (servidores, máquinas virtuales, almacenamiento, redes, sistemas operativos) a un proveedor de servicios en la nube y se paga por uso.

Plataforma como servicio (PaaS)

Plataforma como servicio hace referencia a los servicios de informática en la nube que suministran un entorno a petición para desarrollar, probar, entregar y administrar aplicaciones de software. PaaS está diseñado para facilitar a los desarrolladores la creación rápida de aplicaciones web o móviles, sin necesidad de preocuparse por la configuración o administración de la infraestructura de servidores subyacente, el almacenamiento, la red y las bases de datos necesarias para el desarrollo.

Informática sin servidor

Mediante una superposición con PaaS, la informática sin servidor se centra en crear la funcionalidad de aplicaciones sin tener que dedicar constantemente el tiempo que conlleva tener que administrar los servidores y la infraestructura. El proveedor de servicios en la nube se encarga de la configuración, la planeación de la capacidad y la administración del servidor. Las arquitecturas sin servidor ofrecen una alta escalabilidad y se basan en eventos y, además, solo usan los recursos cuando ocurre una función o desencadenador específicos.

Software como servicio (SaaS)

Software como servicio es un método de entrega de aplicaciones a través de Internet a petición y, normalmente, con una suscripción. Con SaaS, los proveedores de nube hospedan y administran las aplicaciones y la infraestructura subyacente, y se encargan del mantenimiento, como la aplicación de actualizaciones de software y revisiones de seguridad. Los usuarios se conectan a la aplicación a través de Internet, normalmente con un explorador web en su teléfono, tableta o PC.

Beneficios del Cloud computing para tu empresa

Inforges, empresa especializada en servicios de cloud computing para empresas, hace énfasis en los beneficios del cloud computing, no sólo para las grandes corporaciones si no especialmente para las pymes, ya que, de este modo, pueden disponer de recursos a los que no tendrían acceso en condiciones normales y pueden competir en igualdad de condiciones con otras empresas más grandes en recursos.

El cloud computing permite acceder a un gran volumen de información relativa a la actividad de la empresa sin necesidad de invertir en una infraestructura para acceder y disponer de la misma. Es muy importante el ahorro destinado a hardware, software, seguridad, soporte, mantenimiento, etc.

Pero lo que realmente ganan las empresas que apuestan por el cloud computing es una optimización radical en la gestión del tiempo y en la eliminación de barreras ya que esto les permite mantener relaciones empresariales en cualquier parte del mundo. Esto es un paso más hacia la globalización de las actividades empresariales.

También es muy importante para desarrollar la movilidad de los empleados, ya que solo hace falta tener una conexión a Internet y un ordenador o dispositivo para trabajar con él. En resumen, el cloud computing facilita el teletrabajo y es óptimo para ahorrar costes e inversiones, como por ejemplo en sedes físicas, servidores y hardware de gestión.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados