Sundance Channel

shutterstock_2033750324(FILEminimizer)

La estética dental, la mezcla de salud y estética que año tras año tiene más adeptos

La estética dental es una especialidad odontológica que tiene como objetivo no solo mejorar los dientes y encías, sino que los cambios realizados se integren con el resto de rasgos faciales del paciente. Esta especialidad se compone de tratamientos factibles y adaptables a todo tipo de personas que gocen de un buen estado de salud bucodental. Así, con los métodos aplicados en odontología estética, además de dar solución a los problemas de salud oral, vas a conseguir una armonización de tu dentadura en el conjunto de tu boca y es que la percepción que tengan los demás de ti depende en gran medida del estado de tu dentición y lo que les muestres sonriendo.

Es por ello por lo que los tratamientos de estética dental deben adaptarse a las necesidades bucodentales de cada paciente y es que solo así se logra la efectividad real de las técnicas aplicadas, dado que la solución al problema que pueda presentar tu sonrisa es solo tuya. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que es fundamental desarrollar un análisis facial personalizado del paciente para buscar la opción que aporte los mejores resultados. En este sentido, para conseguir que una intervención de estética dental sea exitosa, se deben estudiar de forma exhaustiva las facciones, medidas y proporciones del rostro de la persona que se va a someter al tratamiento, dado que para desarrollar un buen tratamiento de estética dental se necesita precisión. Además, el especialista valorará otros aspectos, como el posicionamiento de tus dientes, su color, la forma y el tamaño, puesto que todos estos detalles van a ayudar a determinar las pautas a seguir en el proceso y a precisar qué tratamiento es el idóneo en tu caso. Así, son varias las técnicas utilizadas en estética dental, cada una de ellas dirigida a dar solución a diferentes problemas y todas adaptables a tus necesidades, por lo que a continuación, te explicamos brevemente los tratamientos de estética dental más habituales:

  • Carillas dentales. Existen varios tipos de carillas dentales, pero las más habituales son las de porcelana y las de composite. Se colocan sobre la parte visible del diente para solucionar problemas de posición, manchado, deformación o tamaño. El proceso en ambos casos es rápido y práctico.
  • Técnicas de blanqueamiento dental. El paso del tiempo, el uso de ciertos medicamentos o el consumo de algunas sustancias puede amarillear los dientes. El blanqueamiento dental ayuda a recuperar un color blanco natural.
  • Gingivectomía. Se trata de una técnica de cirugía periodontal que ayuda a reducir la cantidad de encía excesiva. Lograr unas encías armoniosas y proporcionadas es posible gracias a este proceso sencillo y poco invasivo.
  • Reconstrucciones dentales. Gracias a las reconstrucciones dentales podemos solucionar aspectos funcionales como fracturas o caries. Además, también corregimos problemas estéticos como la separación o la deformación dental. Se utilizan composites estéticos para conseguir un resultado impecable.
  • La ortodoncia corrige problemas de alineamiento dental y de maloclusión y nos ayudará a tener una sonrisa bonita. Para este tipo de tratamientos se puede recurrir a la ortodoncia tradicional con brackets o a soluciones más estéticas como es el caso de la ortodoncia invisible.
  • Coronas o fundas dentales. Cuando se coloca un implante dental o se recupera un diente dañado, las coronas se instalan sobre ellos para darles funcionalidad y recuperar la estética de la sonrisa. La calidad de los materiales utilizados para su fabricación, el tono elegido y su forma, serán claves para que se integren con el resto de piezas naturales del paciente y pasen desapercibidas en el conjunto de tu sonrisa y es que tal y como nos recuerdan los amigos de Intega Clínica dental, cada sonrisa es un mundo y hay una corona o funda dental propia para ella.

La estética dental es más importante de lo que parece

Somos conscientes de que las prioridades de esta especialidad odontológica son estéticas, aunque esto no resta importancia a la enorme incidencia que tiene sobre la vida del paciente. La imagen no es un asunto puramente superficial, influye directamente sobre el ánimo de las personas. Encontrarse bien físicamente ayuda a lograr el equilibro emocional, tan necesario para desarrollar una vida plena y feliz. Y es que muchos pacientes, antes de recurrir a un tratamiento estético dental, sufren complejos y no sonríen con plenitud, disimulan sus defectos. Sin embargo, cuando ven armonizada su apariencia, recuperan la confianza y mejoran su autoestima y por ello dejan bien claro que ¡una sonrisa vale más que mil palabras!

Compartir

Artículos relacionados