Sundance Channel

shutterstock_1906430035(FILEminimizer)

La logística integral, una opción de éxito para las empresas más punteras

Cada vez más vemos en nuestro día a día cientos de almacenes logísticos, pero muchos de nosotros quizá desconozcamos incluso para que sirven. En este sentido, hemos decidido redactar este post para daros a conocer la logística integral o, lo que es lo mismo, el servicio que se encarga de gestionar cada uno de las acciones y desplazamientos internos o externos de una planta o centro.

Si bien, la realidad es que debemos de tener claro que esto no es solo el hecho de mover una mercancía de un lugar a otro, sino, gestionar toda la información y de productos desde los proveedores al cliente. El objetivo principal de la logística integral es a través de su correcta gestión conseguir la mayor eficacia posible en distribución y esto lo consigue llevando las mercancías al lugar y en la circunstancia oportuna.

En este sentido en el que os hablamos, lo cierto es que cabe reseñar que para que todos estos procesos se gestionen de una manera óptima, las empresas deben estar centradas en el valor añadido que van a aportar sus productos al cliente, al igual que del «core-business«, es decir, aquellas actividades que son capaces de proporcionar ese valor añadido suponiendo una ventaja competitiva para nuestro negocio. Por ello, se recomienda trabajar en un entorno colaborativo entre las distintas partes que intervienen y, por supuesto, la utilización de las nuevas tecnologías que hacen que el flujo informativo y de comunicación de la cadena de suministro sea mucho más sencillo.

Pero lo cierto es que la logística integral reúne una serie de procesos que permiten la optimización de la cadena de suministro del negocio, pero, ¿qué objetivos concretos persigue esta técnica? Pues lo cierto es que, entre otros, los más representativos son:

  • Generar respuestas rápidas. La capacidad de respuesta debe enfocarse principalmente en dos aspectos: eliminar los obstáculos o elementos que no producen valor en las cadenas productivas y, al mismo tiempo, responder con acierto a las inquietudes de los clientes. En este sentido, uno de los mejores aliados que podemos encontrar en nuestra cadena logística es Cargolink, puesto que ellos cuentan con una amplia experiencia en el sector de la logística y pueden darnos respuesta a nuestras necesidades en tiempo récord.
  • Mejorar la calidad de los productos. La logística integral no consiste únicamente en el artículo en sí, sino que lo hace también en las fases de diseño y elaboración. El reto en este caso es realizar una política de negocio que sea cero tolerante con los defectos y que aspire a la máxima calidad y gestión de los productos.
  • Disminuir los costes. Es uno de los objetivos por los que más empresas optan por un modelo de logística integral. Si se optimizan las tareas y los procesos internos, lo más normal es que las cadenas productivas dispongan de una mayor eficacia, lo cual supone menores gastos e inversiones a largo plazo.
  • Reducir el inventario. El objetivo en este caso no es eliminar del todo el inventario, pues es un elemento clave para saber con qué recursos contamos en una cadena productiva. En su lugar se trata de eliminar los elementos que no reportan beneficios o que implican muchos gastos innecesarios.

¿Cómo se puede implementar la logística integral en una empresa?

Para poder implantar una gestión integral ventajosa para nuestra empresa debemos realizar una serie de aspectos vinculados a este tema, tales como:

  • Tener una reacción rápida en el momento de detectar las necesidades de nuestros clientes. Esto quiere decir que, tengamos la capacidad de reaccionar ante los problemas o inconvenientes que surjan, viéndolos venir mucho antes.
  • Contar siempre con una visión general de la empresa, evitar los procesos que no estén racionalizados.
  • Mejorar la relación comercial con los clientes y proveedores, ya que son los dos actores más importantes de la cadena de suministro y son muy importantes para el correcto funcionamiento del negocio, por lo que sin ellos será mucho más complicado llegar a los objetivos marcados.
  • A través del conocimiento de las necesidades de estas figuras (clientes y proveedores) y de las nuestras propias tendremos constancia antes de cuándo se producen los errores en nuestra cadena de suministro. Así, eliminaremos stock innecesario y disminuiremos los costes del traslado de los productos.
  • Debemos poder interpretar fácilmente los datos relevantes de los procesos de la cadena para poder tomar decisiones más adecuadas respecto a ella.
  • La trazabilidad y comunicación entre los agentes que intervienen en la cadena de suministro debe mejorarse lo máximo posible.
Compartir

Artículos relacionados