Sundance Channel

shutterstock_1727101741(FILEminimizer)

¿Qué enfermedades nos pueden transmitir los perros?

Si eres una de esas personas amantes de los animales, estarás conmigo cuando decimos que tener una mascota en casa, ya sea gato o perro, conviviendo con nosotros acaba convirtiéndose en un miembro más de la familia, lo cuidamos, lo queremos, lo protegemos, nos preocupamos por su bienestar, deseamos pasar, compartir y disfrutar el máximo tiempo con él, ahora bien también debemos ser conscientes que tener a nuestras mascotas en casa puede representar para las personas convivientes un cierto grado de riesgo por la posible transmisión de determinadas enfermedades.

Entre las enfermedades contraídas por los perros con un mayor índice de transmisión a humanos figuran las siguientes:

  • Enfermedad de Lyme. Se trata de una infección de origen bacteriano que se contrae por la picadura de una garrapata infectada por la bacteria Borrelia burgdorferi. Cualquier persona es susceptible de ser picada por una garrapata, pero las personas que conviven con perros tienen más posibilidades. Generalmente se adhieren a áreas difíciles de observar como las axilas, ingle, cuero cabelludo, etc. causando síntomas como un sarpullido en la piel con forma circular, fiebre, dolor de cabeza, fatiga, escalofríos, dolores musculares… si la enfermedad no se trata puede extenderse a las articulaciones, corazón y sistema nervioso. Ante la sospecha de padecer la enfermedad y una vez confirmada, su tratamiento será con antibióticos y por lo general remite a las 2 o 3 semanas. Esta enfermedad no es contagiosa entre humanos, pero sí una misma persona puede contraer varias veces la enfermedad si le pican distintas garrapatas.
  • Esta enfermedad se transmite a las personas mediante la picadura de un mosquito hembra de la familia de los Phlebothomus. Los perros y gatos actúan como huéspedes y focos de dispersión del parasito que genera la enfermedad, pudiendo o no mostrar síntomas de la misma. En los humanos la enfermedad puede manifestarse de dos formas, con síntomas cutáneos, con lesiones ulceradas, indoloras, que pueden curarse con un tratamiento y dejar cicatrices o con de una forma mucho más grave, como son los síntomas viscerales, donde se pueden ver afectadas vísceras como el hígado, el bazo o incluso la médula ósea, y se requiere por lo general la hospitalización del paciente para tratar la enfermedad.
  • Se trata de una enfermedad causada por la bacteria conocida como Leptospira. La transmisión a los humanos se origina fundamentalmente por el contacto directo con fluidos biológicos de un animal infectado, sobre todo orina y sangre, al penetrar en la piel de las personas a través de las heridas o mucosas. Los síntomas son tos seca, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, diarrea, fatiga, dolor muscular… El tratamiento se realiza mediante la administración de antibiótico, siendo su pronóstico, en el 90% de los casos, favorable.
  • Esta enfermedad de la piel conocida como Escabiosis, es provocada por un ácaro pequeño conocido como Sarcoptes scarbiei, produciendo un intenso picor en la zona donde se introduce, especialmente por las noches. Es una enfermedad altamente contagiosa entre personas y convivientes con animales.
  • Tiña. Es una infección cutánea causada por el hongo, altamente contagiosa pudiéndose transmitir al tocar a animales, personas o cosas que estén contaminados por el hongo. Sus síntomas son un sarpullido con una gran picazón que con el tratamiento adecuado desaparece.
  • Es una enfermedad vírica grave que puede llegar a ser mortal. La propagación a las personas se realiza a través de la mordedura o arañazo de un animal infectado. Los síntomas son dolor de cabeza, hinchazón, enrojecimiento, fiebre, náuseas, malestar general e incluso sobreexcitación. Ante una mordedura de un perro como medida preventiva deberá lavarse cuidadosamente la herida con agua y jabón, aplicando alguna sustancia que mate el virus y a continuación inyectar la vacuna antirrábica.

Viajar en avión con un perro

A la hora de volar con un perro existen una serie de cuestiones que debemos plantearnos, por ejemplo, cuáles son las compañías aéreas que admiten este tipo de animales, qué tipo de condiciones establece y cuáles son las medidas de seguridad que se deben adoptar, o simplemente puedes contratar los servicios de alguna empresa dedicada al transporte de animales domésticos por avión. En este sentido, si queréis que vuestro animal viaje tranquilo y seguro, nosotros os recomendamos que acudáis a Animales por avión, dado que su experiencia, profesionalidad y tarifas competitivas, junto a la atención veterinaria y personal especializado hará que el volar sea un trámite placentero tanto para el propietario como para el perro, pues actualmente en los aeropuertos internacionales son muchos los controles que se realizan con el fin de comprobar el cumplimiento de los requisitos zoosanitarios establecidos para los animales de compañía.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados